DESODORANTES

DESODORANTES

Hay 51 productos.

Mostrando 1-24 de 51 artículo(s)

DESODORANTE ALOE VERA BIO...

7,95 € Precio

DESODORANTE ARBOL DE TE BIO...

6,38 € Precio

DESODORANTE ARBOL DE TE...

8,25 € Precio

DESODORANTE ARGAN BIO 50ML...

8,25 € Precio

DESODORANTE COCO BIO 50ML...

8,25 € Precio

DESODORANTE CREMA ENERGIA...

11,50 € Precio

DESODORANTE CREMA EXTRA...

11,50 € Precio

DESODORANTE CREMA FRUTA...

11,50 € Precio

DESODORANTE FRESCOR 24H...

7,95 € Precio

DESODORANTE GRANADA BIO...

7,90 € Precio

DESODORANTE INDIAN...

7,50 € Precio

DESODORANTE LAVANDA 50ML...

8,49 € Precio

DESODORANTE MIEL MANUKA BIO...

7,90 € Precio

DESODORANTE NORDIC TUMBER...

7,50 € Precio

DESODORANTE PINK FRUIT BIO...

7,50 € Precio

DESODORANTE PROVENCE BIO...

7,50 € Precio
DESODORANTE ROLL ON ALOE 50ML URTEKRAM
  • -15%
  • Precio rebajado

DESODORANTE ROLL ON ALOE...

7,22 € Precio base 8,49 € -15% Precio

DESODORANTE ROLL ON ALOE...

7,45 € Precio

DESODORANTE ROLL ON BRISA...

7,45 € Precio
DESODORANTE ROLL ON COCO...
  • -15%
  • Precio rebajado

DESODORANTE ROLL ON COCO...

7,22 € Precio base 8,49 € -15% Precio
DESODORANTE ROLL ON...
  • -15%
  • Precio rebajado

DESODORANTE ROLL ON...

7,22 € Precio base 8,49 € -15% Precio

DESODORANTE ROLL ON FRESCO...

7,45 € Precio

DESODORANTES

Durante mucho tiempo la industria cosmética trató el sudor como un tabú. Siendo algo vergonzoso, casi todas las compañías basaron sus productos en elementos que evitaran la transpiración. Como imaginas, el efecto negativo de esta premisa cultural no demoró mucho en sentirse.

Con la llegada de la cosmética natural y los desodorantes ecológicos, hemos presenciado un gran cambio. Nuestra tienda abraza la tendencia que te permite vivir naturalmente. Al hacerlo, cuidamos tu salud y la del planeta.

Sudar es tan natural como estar vivo. Dependiendo de la zona del mundo en que estés, la sudoración excesiva puede ser sinónimo de mal gusto, o denotar una cierta característica deseable. En algunas regiones asiáticas es sinónimo de esfuerzo, y está bien visto.

Esta es la causa de que en la región no fueran muy populares los desodorantes. Como dato curioso, la genética de muchos asiáticos presenta un alelo peculiar que provoca que su sudor apenas se note.

A pesar de algunas opiniones populares, el sudor no huele. Está fundamentalmente compuesto por agua y grasa. El mal olor es el resultado de la descomposición de esta grasa por las bacterias que viven en la superficie de nuestra piel. Quizás seas de los que han notado que al comer ciertos alimentos, como el ajo o los picantes, el aroma que desprendes al sudar es más intenso.

Desodorantes ecológicos

Los desodorantes ecológicos son una alternativa saludable para lidiar con el inconveniente social del mal olor. Formulados con ingredientes vegetales que cuidan y protegen la piel, se encargan también de hidratarla y preservar ese perfume natural que nos hace únicos. En Ecocentro buscamos el equilibrio entre los estándares de la vida moderna y la necesidad de vivir naturalmente.

Como bien supones, la composición de un desodorante natural excluye ingredientes tóxicos, o elementos químicos derivados del petróleo. Al no contener tampoco perfumes sintéticos, son prácticamente hipoalergénicos. Vamos a nombrarte alguno de los desodorantes naturales más conocidos:

    • Piedra de Alumbre. Este es un desodorante compuesto por alumbre de potasio, una especie de piedra. Para activarla es preciso humedecerla. Aunque también reduce la transpiración y es astringente, no tapona los poros ni los obstruye. Tiene además un efecto antiséptico. O sea que impide la proliferación de bacterias, y con ellas el olor derivado del proceso de descomposición de la grasa. La piedra de alumbre es una buena elección si buscas un desodorante antitranspirante. Otra ventaja es que resulta idónea para usar en los pies.
    • Polvo de arroz. Usado desde hace mucho como un remedio casero, absorbe la humedad y los malos olores. Es económico y muy fácil de encontrar.
    • Aceites esenciales de limón, coco, salvia, rosa, o lavanda. Muchos de estos aceites son bactericidas naturales, con el añadido de que no atacan la flora bacteriana natural de la epidermis. El aceite de almendras es un incomparable hidratante, muy eficaz si tu piel es delicada.

Beneficios de usar desodorante ecológico

Además del impacto positivo en la conservación de la naturaleza, el uso de desodorantes ecológicos tiene ventajas evidentes. Vamos a resumirte las más visibles para que puedas comparar con otros tipos de desodorantes corporales.

  1. No producen reacciones alérgicas como los que contienen derivados del petróleo o compuestos sintéticos.
  2. Muchos de los extractos de plantas que se emplean tienen efecto calmante, cicatrizante e hidratante. Esto protegerá tu piel de irritaciones, aun si los usas luego de afeitarte.
  3. No contienen colorantes así que no manchan la piel ni la ropa.
  4. Son desodorantes biodegradables.
  5. Ayudan a fomentar la agricultura biológica y orgánica.

Desodorantes convencionales

Para que tu información sea completa, en Ecocentro queremos hablarte un poco de los desodorantes convencionales. El gran problema derivado del uso de desodorantes no ecológicos es que, además de afectar tu salud, son muy costosos para el medioambiente.

Compuestos en su mayoría por sustancias no biodegradables, su acumulación resulta en el deterioro de muchos ecosistemas, y el daño inevitable a las especies. Vamos a enumerarte algunos de los componentes menos recomendables de este tipo de productos.

  1. Parabenos. Son usados como antibacterianos y fungicidas. Los más comunes que puedes encontrar en las etiquetas son metilparabeno, etilparabeno, butilparabeno, y propilparabeno. Algunas compañías los prefieren porque abaratan el proceso de producción. Pero en Ecocentro queremos ganancias responsables: tu salud es lo primero.
  2. Sales de aluminio. Son usadas por su efecto antitranspirante. Su acción para impedir la sudoración es un poco agresiva. Además, el aluminio es un elemento soluble que se absorbe a través de la piel. Podemos encontrarlo fundamentalmente en forma de clorohidrato de aluminio, o sulfato de aluminio.
  3. Gases propelentes. Son parte de los desodorantes que vienen en formato de aerosol. Al ser derivados del petróleo, su liberación al medioambiente es dañina para la capa de ozono y para nuestro organismo. Los más usados son propano y butano.
  4. Perfumes sintéticos. Son usados para contrarrestar el alto precio de los aceites esenciales. Pueden provocar alergias e incluir sustancias que no se especifican en las etiquetas.

Entonces, ¿sudar o no sudar?

Ahora que hemos establecido que desde el punto de vista biológico es perfectamente natural, veamos qué dice la cultura. En occidente es sinónimo de falta de higiene. Así que, si vas a practicar deportes o es una de esas calurosas tardes de verano, lo mejor es precaver.

Como seguramente conoces, cuando sudamos se regula nuestra temperatura corporal al intercambiar con el medio. Cada vez que nuestro cuerpo siente que la temperatura corporal aumenta, o cuando esta supera los treinta y siete grados, comienza a sudar. A través del sudor nuestro organismo aprovecha para excretar algunas toxinas.

Aunque las glándulas sudoríparas están por todo nuestro cuerpo, su actividad es más visible en las axilas y las plantas de los pies. La ciencia ha comprobado que son mucho más activas en los hombres que en las mujeres.

Y que las feromonas que se liberan al sudar son responsables de muchos enamoramientos fugaces. La nariz detecta cómo huele la información genética distinta a la nuestra, y así elige pareja para que la descendencia sea más fuerte.

Y ya que estamos hablando de calor, te recomendamos que busques en nuestra sección Bazar las botellas Flaska con fundas de neopreno. Al salir a caminar o hacer ejercicios, es buena idea llevar líquidos. Y si además puedes evitar el consumo de agua embotellada, pues mejor.

Revisa también entre los suplementos alimenticios. Aunque nada sustituye una dieta balanceada, algunos estilos de vida pueden requerir un extra. Los suplementos que te ofrecemos en Ecocentro son cien por ciento naturales y biosaludables.