Filtrar por

MINERALES

MINERALES

Hay 20 productos.

Mostrando 1-20 de 20 artículo(s)

Filtros activos

COMPLEJO DE HIERRO PARA...

26,00 € Precio

MANGANESIO 4MG 100TAB LAMBERTS

12,85 € Precio

MANGANESIO EN CITRATO 150MG...

35,95 € Precio

MANGANESIO EN POLVO 165GR...

29,95 € Precio

SELENIO 200MCG 50COMP SOLGAR

15,45 € Precio

SILICA COMPLETE 60TAB LAMBERTS

29,95 € Precio

MINERALES

Los minerales que necesita el cuerpo humano para mantener una buena salud son calcio, hierro, fósforo, potasio, sodio, zinc, cloro, selenio, yodo, azufre, cobalto, magnesio, manganeso y flúor, aunque hay otros. En muchos alimentos ecológicos como los que puedes hallar en nuestra tienda bio online se encuentran estos minerales. Pero si tienes algún déficit alimentario, es posible que necesites uno de nuestros complejos minerales.

¿Pero cómo elegir? En función de lo que te indique el médico, deberás compensar la concentración de los minerales más importantes para tu salud en su estado actual. Para que tengas una mejor idea del tema, te hablaremos a continuación de ellos.

Calcio

En promedio, el cuerpo humano adulto contiene unos 1.250 g de calcio. Y más del 99% en los dientes y huesos. De ahí la importancia del calcio para el cuidado de la dentadura y el sistema óseo. Si hay déficit de calcio, empiezan a surgir problemas como osteopenia, aumento del riesgo de osteoporosis y fracturas óseas. Pero también síntomas como adormecimiento y hormigueo en los dedos, convulsiones, ritmos cardiacos anormales, etc. si hay baja concentración de calcio en sangre (hipocalcemia).

Hierro

Un adulto sano promedio, tiene entre 3 y 4 g de hierro solamente. Pero esta pequeña cantidad es vital, ya que el déficit de hierro puede causar numerosas trastornos como anemia, inmunodeficiencia, baja capacidad de regeneración celular, alteraciones del tubo digestivo, disminución de la capacidad motora, cansancio, problemas de desarrollo mental e incluso alteraciones de la mente y la conducta.

Fósforo

El fósforo es otro de los minerales más importantes para la salud porque, al igual que el calcio, es fundamental para dientes y huesos. Además, influye en la manera en que el cuerpo humano emplea los carbohidratos y grasas, en la correcta producción de proteína y en la conservación y regeneración de células y tejidos. Además, es esencial para el funcionamiento de los riñones, los músculos, el corazón y el sistema nervioso.

Potasio

Un hombre sano promedio tiene unos 2.400 mg de potasio en el cuerpo, y 2.600 si es mujer. Como los otros minerales que hemos visto, tiene una gran importancia en el funcionamiento del organismo, especialmente músculos, sistema nervioso, corazón, riñones, etc. Participa en la síntesis de proteínas y el metabolismo de los carbohidratos, es fundamental para el crecimiento y mantiene el equilibrio ácido-base del cuerpo. Su carencia conlleva a ritmos cardiacos anormales, fatiga, debilidad o daño muscular, hormigueo y entumecimiento, estreñimiento, etc.

Sodio

La importancia del sodio en el cuerpo humano es grandísima. Este mineral es responsable en gran medida del mantenimiento hídrico del organismo y el funcionamiento del sistema nervioso, muscular y gastrointestinal. Su déficit (hiponatremia) puede causar confusión, irritabilidad, inquietud, convulsiones, cefalea, inapetencia, fatiga, debilidad muscular, espasmos o calambres, nauseas y vómitos, entre otros síntomas.

Zinc

El zinc es esencial para el buen funcionamiento del sistema inmune. De ahí que sea uno de los minerales que más necesita el cuerpo humano. Pero no solo por eso. El zinc también participa en la división y crecimiento celular, la cicatrización de heridas y el metabolismo de los carbohidratos, así que el cuerpo lo necesita para crecer y desarrollarse bien. Y es necesario para mantener íntegros los sentidos del olfato y del gusto.

Cloro

El cloro participa en el equilibrio osmótico, forma parte del ácido clorhídrico que resulta esencial en el proceso digestivo y ayuda a digerir mejor las grasas. De hecho, su deficiencia produce pérdida de apetito, debilidad muscular, vómitos y hasta edemas cerebrales si dicha deficiencia es muy grande. En cambio, el exceso de este mineral en el organismo puede causar desde la retención de líquidos hasta graves alteraciones neuromusculares. 

Selenio

¿Cuál es la importancia del selenio en el cuerpo humano? Mucha, pues ayuda a producir enzimas antioxidantes para prevenir el daño celular, cánceres y los efectos tóxicos de sustancias dañinas. Su baja concentración en el organismo puede causar alteraciones de las tiroides, confusión mental, un bajo estado de ánimo acompañado por cansancio y debilidad muscular, pérdida de cabello, piel y uñas frágiles, resfriados e infecciones más frecuentes, etc.

Yodo

El yodo es uno de los minerales que más necesita el cuerpo y, por tanto, más importantes para la salud. La razón es que es el que permite que se produzcan las hormonas tiroxina y triyodotironina, esenciales en funciones relacionadas con el crecimiento, el desarrollo del cerebro y tejidos, y el metabolismo. Si no está presente en la suficiente cantidad en el organismo, puede causar bocio o hipertiroidismo.

Azufre

Este mineral forma parte de vitaminas, proteínas y hormonas, y participa en el metabolismo de grasas y carbohidratos. Su deficiencia puede causar desajustes en la síntesis de los tejidos conectivos (colágeno), dolor en  las articulaciones, problemas hepáticos, etc. Además, ten encuentra que decir falta de azufre es decir falta de proteínas. 

Cobalto

El cobalto forma parte de la vitamina B12, esencial para la salud humana, sobre  todo en cuanto a  los riñones, hígado y huesos se refiere. Y es que la vitamina B12 ayuda a mantener sanas las neuronas y los glóbulos de la sangre, además de contribuir en la elaboración del ADN. De ahí que sea uno de los minerales con mayor importancia en el cuerpo humano.

Magnesio

El magnesio ayuda a mantener el funcionamiento neuromuscular, mejora el sistema inmune, estabiliza los latidos de corazón e interviene en la fortaleza de los huesos. Además, es necesario en más de 300 reacciones bioquímicas del cuerpo humano. Insuficiente magnesio puede provocar entumecimiento, fatiga, debilidad muscular, espasmo o calambres musculares, convulsiones y hasta movimientos anormales de los ojos (nistagmo).

Manganeso

No tener suficiente manganeso en el cuerpo puede ser causa de vértigo, pérdida de audición, esterilidad, alteraciones óseas y muchas otras dificultades, ya que interviene en una gran cantidad de procesos bioquímicos como el procesamiento del colesterol, los carbohidratos y la proteína. Y se cree que podría estar implicado en la formación de los huesos.

Flúor

El flúor es esencial en la formación de los huesos y el mantenimiento del esmalte dental. De hecho, su deficiencia es causa de caries y hasta osteoporosis. Sin embargo, en exceso puede llegar a ser muy tóxico, provocando desde fluorosis (dientes veteados), hasta fracturas óseas y alteraciones del sistema nervioso.